miércoles, 10 de octubre de 2012

"ESCRIBIR ESCENAS DE SEXO NO ES NADA FÁCIL". ENTREVISTAMOS A GABRIEL IBÁÑEZ


Aran descubre su homosexualidad justo cuando dan comienzo sus ansiadas vacaciones de verano, abriéndose ante él una nueva realidad cargada de morbo y sexo, pero también le supondrá enfrentarse a la incomprensión de ciertos colectivos. Entrevistamos al autor para que nos revele todo lo que necesitas saber para que vivas un Inolvidable verano.


¿Cuál ha sido el verano de tu vida? ¿Cómo lo recuerdas?
El verano es la época de relajación de la vida rutinaria invernal, en la que damos rienda suelta a nuestras fantasías más alocadas. Por eso, por un motivo u otro, todos los veranos tienen algo especial. Aunque si tengo que quedarme con uno, escogería el verano que cargué maleta y coche en un barco rumbo a Ibiza. Al principio me daba reparo sentirme solo en una isla donde creía que lo único que había era diversión y  desenfreno, pero los temores se me quitaron nada más embarcar y empezar a conocer gente.
Fueron unas semanas que nunca olvidaré, en las que descubrí que Ibiza es algo más que los tópicos que conocemos, que realmente es una isla mágica y lo que puedes llegar a vivir allí, la gente que puedes conocer, se quedarán grabadas a fuego en tus recuerdos.

¿Es el verano una época propicia para encontrar el amor de tu vida o más bien un breve amor de verano?
Creo que depende de las cosas en común que tengas con esa persona. Si está muy alejada de tu vida cotidiana del resto del año, la aventura se quedará como un amor de verano, o mejor dicho, de vacaciones. Y al contrario, si los puntos en común son muchos, aunque vivan en sitios distintos, es probable que la cosa llegue a más.
En mi caso concreto, lo que empezó siendo un amor de verano que no sabía dónde me llevaría, acabó siendo el amor de mi vida. Ya hace tres años y tenemos la misma pasión del primer día. Es como un verano eterno y, desde luego, inolvidable.

"Lo que empezó siendo un amor de verano que no sabía dónde me llevaría, acabó siendo el amor de mi vida."

Aran, el protagonista de Inolvidable verano, ¿descubre su sexualidad o la asume?
Aunque él cree que la descubre, en realidad la asume. Aran, como nos ha pasado a muchos, desde siempre ha sabido cuál es su sexualidad, pero no ha querido aceptarla y la ha escondido refugiándose en ligues de corta duración con chicas espectaculares que nunca le han satisfecho.
Cuando una de esas chicas, rabiosa por su rechazo, le echa en cara su homosexualidad, se le abren los ojos y empieza a entender su insatisfacción. Hace un repaso a diferentes momentos de su vida, a sus deseos ocultos, sus fantasías de juventud y empieza a asumir que es cierto, que su orientación sexual siempre ha ido encaminada hacia los chicos. En su más profundo interior, eso ya lo sabía y solamente necesitaba un pequeño empujoncito para liberarse.
Sin embargo el descubrimiento de la sexualidad no es el tema principal de la novela, es la excusa que tiene Aran para iniciar un camino de experimentación que le llevará a descubrir un mundo oculto para él hasta entonces que le llenará plenamente.

Inolvidable verano reúne varios géneros. Tiene un poco de thriller, algo de romanticismo y mucho de erotismo. ¿Cómo definirías esta novela?
Si la hay que definir de alguna manera, lo haría como thriller-erótico, aunque el orden debería ser erótico-thriller porque la carga más importante del libro es el erotismo. De hecho se trata de una novela pornográfica con argumento, es decir, no quería que fuera una serie de escenas de sexo sin nada que las uniera, por eso también encontramos un poco de intriga, un toque de romanticismo y algo de crítica social.
Aran, una vez que asume su sexualidad, quiere recuperar el tiempo perdido, no dejar escapar ninguna oportunidad de sexo que se le presente y le venga en gana, y las aprovecha casi todas. Aunque es un romántico, y en el fondo, lo que está buscando realmente es una persona a quien querer y que le quiera, dejar de sentirse solo en la vida.
Pero como ocurre muchas veces, hay gente envidiosa que no puede aceptar que alguien pueda ser feliz viviendo con total libertad.

No es tu primera novela, pero en esta exploras el terreno del erotismo, ¿qué tal ha sido la experiencia?
En general ha sido una experiencia muy divertida, morbosa y excitante porque cuando escribo veo en la mente la acción, como en una película, y lo que hago es transcribirla al papel. Por eso mientras escribía muchas de las escenas de sexo explícito me era imposible no estar excitado y eso es bueno, quiero decir, que si yo lo sentía, es más fácil transmitirlo. Creo que el lector disfrutará mucho con estas escenas y si consigo que se excite como yo lo hice, y corra a follar con su novio o a encerrarse en el baño para masturbarse, me daré por muy satisfecho.
Aunque, como he dicho antes, no hay solamente erotismo en esta novela, el lector encontrará algo más que un libro para leer con una sola mano.

¿Cómo surgió la idea de Inolvidable verano?
La verdad es que surgió hace muchos años, una tarde solitaria en casa en la que tenia ganas de un poco de fantasía erótica y como no tenía nada a mano para excitarme, me escribí yo una escena erótica. Fue la de Aran con Esteban en la playa. Luego el relato quedó olvidado en un archivo del ordenador hasta que un día lo recuperé y decidí que quería continuarlo. En un principio salió en forma de blog en las que Aran explicaba sus correrías por Barcelona, pero pronto vi que allí había algo más, cerré el blog y me puse manos a la obra para transformar la historia de Aran en una novela con más sustancia.

"Hay algunas situaciones que he vivido personalmente y que por eso me han sido muy fáciles de describir, como por ejemplo la escena del Beach. Todo lo que ocurre en ese bar me pasó a mi." 

¿Que hay de inventado y qué hay de real en la historia de Inolvidable verano?
En Inolvidable verano toda la historia, igual que el pueblo donde ocurre la acción, es inventada, aunque sí hay lugares, personajes o situaciones que están basados en la realidad o en mis propias experiencias. Por ejemplo, el personaje de Bob está inspirado en un amigo que me pidió aparecer cuando se enteró de que escribía una novela erótica, él se reconocerá fácilmente.
También hay algunas situaciones que he vivido personalmente y que por eso me han sido muy fáciles de describir, como por ejemplo la escena del Beach. Todo lo que ocurre en ese bar me pasó a mi. Es, quizá, la escena erótica del libro que más me gusta porque disfruté mucho escribiéndola mientras rememoraba todo lo que me pasó e hice en ese bar, que en realidad está en Ibiza.

¿Qué te resulta más cómodo escribir, erotismo u otros géneros como en tus otras novelas?
Contrariamente a lo que pueda parecer, escribir escenas de sexo no es fácil, al menos para mí, porque requiere de un ejercicio de uso de las palabras para no repetirse continuamente en las descripciones, además de buscar el punto justo para excitar y no ser demasiado vulgar. Es divertido escribir la escena si lo haces sin pensar en nada más, pero luego hay que reescribir y corregir mucho sin que pierda la esencia original.
Depende de la idea que tenga en ese momento y de la historia que quiera contar, me decantaré por un género u otro (erótico, drama, juvenil, etc.). Lo importante es que me guste la historia y me divierta escribiendo. Básicamente escribo porque me lo paso bien.

¿Qué consejos nos das para vivir, como el protagonista, un Inolvidable verano?
Solo uno, vivir a tope aprovechando cada minuto del día y no dejar escapar las oportunidades que nos brinda la vida para ser felices.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada