viernes, 30 de marzo de 2012

PEDRO CARRASCO ES UNO DE LOS GANADORES DEL CONCURSO DE MICROREDLATOS QUE ORGANIZA MÉDICOS DEL MUNDO

Pedro Carrasco, autor de la novela EL REENCUENTRO, ha sido uno de los tres ganadores del concurso de Microredlatos que ha organizado el portal RedXlasalud y Médicos del Mundo con la intención de crear un espacio para la reflexión en torno al derecho universal e inalienable a la salud. Puedes leer los tres microrrelatos ganadores en la web de RedXlasalud. ¡Muchas felicidades a los ganadores!


¿Te ha gustado el microrrelato de Pedro Carrasco? 
Pedro Carrasco (Madrid, 1964) es bioquímico. Su vida profesional se ha desarrollado siempre en el ámbito de la sanidad. En la actualidad es el Jefe de Informática y Sistemas de Información de un hospital madrileño. Lector incansable, se atrevió a imaginar sus libros y comenzó a escribir. El reencuentro es su tercera novela. En ella, así como en sus otros dos títulos publicados El paraíso intransigente (2010) y Dónde te has ido (2008), explora a través de sus personajes las inevitables dualidades de la condición humana y el camino del reencuentro con uno mismo.


“Cuando vuelvas a tu origen, podrás continuar el camino que iniciaste hacia adelante”


Así es EL REENCUENTRO

Peter ha logrado alcanzar todo lo que un día soñó. Tiene un buen trabajo como guionista y es un reputado escritor. Comparte el amor por una vida tranquila junto a su pareja John, pero Peter no es completamente feliz. Hay algo que no logra quitarse de la cabeza y sabe que la respuesta sólo la encontrará emprendiendo un viaje: el del retorno a sus orígenes.

Así Peter vuelve a convertirse en Pedro cambiando el bullicio de las rebosantes aceras neoyorquinas por los caminos aun por asfaltar de la pequeña villa riojana que lo vio crecer. Pedro deberá afrontar aquello de lo que huyó veinte años atrás, recordando sombríos pasajes de su infancia que le ayudarán a comprenderse mejor.

Tratado y narrado con sumo gusto y delicadeza, Pedro Carrasco nos sumerge en aquella infancia de cachetes y tortazos, de humillaciones por ser diferente, de rabia por no entender qué ocurre; pero también de aquellos que ayudaron a comprenderle y que jamás olvidaron que le querían.


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada