viernes, 23 de septiembre de 2011

"MI PRÓXIMA NOVELA SERÁ MUY CALIENTE, CON UNA DOSIS DE SUSPENSE Y MISTERIO, ALREDEDOR DE UN ASESINATO"

PURO DESEO es, sin duda alguna, uno de esos libros que se hacen de esperar. Pero ha llegado el momento de desvelar uno de los desenlaces más morbosos y calientes de la literatura erótica gay. Atención porque Rafa vuelve a las andadas y viene con ganas, con muchísimas ganas del mejor sexo entre machos. Hablamos con Frank García, el creador del mejor macho que ha pisado España.

CRUISING calentó a la crítica y a los lectores, ¿nos espera mucho más calor en PURO DESEO?
Además del calor ambiental, ya que esta vez salen de Madrid para internarse en Almería en pleno verano, sí, no sólo los personajes que ya conocen los lectores: Rafa, Iván y Andrés, sino los que se van a encontrar en esas esperadas vacaciones, aunque no olvido esta tierra maravillosa que es Madrid y algunas historias que se cuentan los unos a los otros, suceden en nuevos locales gays de esta ciudad.

En el regreso de Rafa lo encontramos muy bien acompañado, ¿crees que las ‘parejas de tres’, como las llamas, pueden realmente llegar a funcionar?
En la realidad lo dudo. Pero Rafa, Iván y Andrés están cortados por otro patrón. Ellos si pueden ser una pareja de tres, porque se saben complementar muy bien en cualquier acto de la vida y sobre todo sexualmente. Los tres son tres toros en la cama, tres bestias sexuales, aunque el “provocador” sea Rafa, donde son capaces de prender fuego y dejar el sudor en las sábanas, como se muestra en esta segunda entrega.

El desenlace de Cruising nos tuvo en vilo, ¿necesitaban los personajes unas vacaciones nudistas en Almería?
La última semana vivida por los personajes en Cruising, sobre todo en la piel y la mente de Rafa, fue de auténtico vértigo y tras lo que cuenta Andrés, narrador en esta ocasión de la historia, en las primeras páginas, sí, necesitaban unas vacaciones y que mejor que en el gran paraíso que es Almería y sobre todo Vera, con su hermosa playa y urbanizaciones nudistas.

Rafa, a pesar de ser puro sexo, jamás ha practicado el nudismo e incluso le da cierto pudor, ¿tiene el tamaño de su pene algo que ver en este fingido recato?
NO. Como bien saben muchos de mis seguidores, soy nudista y aquí deseaba expresar la diferencia entre el nudismo y la sexualidad. Mostrar, como bien dice Rafa, que él se siente cómodo desnudo para provocar momentos sexuales, pero para el día a día, la desnudez para él, tiene otro grado. Pero como suele suceder, quien prueba el nudismo, con la mente abierta, como él la tiene, se engancha y disfruta de él. Lógicamente, su tremendo pene, no pasa desapercibido para nadie y más para quienes buscan disfrutar de dicho instrumento.

"Suele suceder que, quien prueba el nudismo, con la mente abierta, se engancha y disfruta de él".

Uno de los morbos de Andrés es exhibirse, ¿crees que este morbo está más extendido de lo que pensamos?
Sí, por supuesto. Salgamos a la calle y veremos la exhibición de carne por parte de quienes desean provocar y ser deseados con sus cuerpos y más ahora, que viene el buen tiempo. No sólo entre gays, sino en el mundo heterosexual. El exhibicionismo, como siempre he dicho, es esa parte animal que aún nos queda en el subconsciente, y que aflora cuando podemos hacer gala de ello. Exhibirse para muchos, es esa forma de atraer a la persona deseada a su campo.

En Puro deseo aparecen por primera vez los celos, ¿es inevitable ser celoso del ser amado?
Yo opino que sí, en mayor o menor medida. Es un tema que he tratado con muchos amigos y amigas. Creo que cuando se ama de verdad a una persona, inevitablemente surgen los celos, aunque éstos se dominen. Los celos son producto en muchas ocasiones de la inseguridad y sobre todo de valorar a tu pareja por encima de uno mismo.

A Rafa le surge un buen y duro competidor, ¿tendremos un suculento duelo de macho?
Me hace sonreír esta pregunta. Si bien Rafa ha cambiado bastante en su forma de actuar ante los demás, sin dejar de ser quien es, tras su experiencia vivida en el final de Cruising, deseaba provocarle con un competidor, tanto en las palabras emitidas, los gestos, como la acción. El duelo se produce entre ellos dos en muchas ocasiones, tanto sexuales como aparentemente normales. Aunque creo sinceramente, que existe un relato en la novela, en la que no interviene Rafa, que calentará muchos “motores”.

"Sí es cierto que he vivido, visto y sentido mucho más de lo que jamás pensé experimentar, pero no sé dónde se encuentra el ser gourmet sexual". 

Te definen como un gourmet del sexo y de la buena comida, ¿de qué otros placeres disfruta Frank García?
La verdad, que la definición de gourmet del sexo, es algo que todavía me sorprende escuchar. Si bien me considero un gourmet de la buena comida y en todas mis novelas hablo de que mis personajes están comiendo e incluso de los platos que preparan, en cuanto al sexo; sí es cierto que he vivido, visto y sentido mucho más de lo que jamás pensé experimentar, pero no sé dónde se encuentra el ser gourmet sexual. En cuanto con qué otros placeres disfruto, creo que como la mayoría de la gente: una buena compañía, un paseo perdiéndome por las calles de Madrid por la noche con buenos amigos, escribiendo y por supuesto del mar, del sol, de los elementos en su estado natural y yo en completa desnudez. Ah y por supuesto, de un buen cubata de ron preparado con esmero.

Cruising ganó el premio a la Mejor Novela Romántica del portal Narrativa Gay. ¿Sigue Puro deseo la estela que marcó tu primera obra?
La primera sorpresa sobre estar nominado a esa categoría me la llevé yo, luego que ganase el premio, aún me sorprendió más, pero tras preguntar a muchos de los lectores, se dividían entre que para unos era una obra muy sexual y caliente,  y para otros, romántica. Puro deseo continúa en la línea, pues creo firmemente que cualquier novela erótica no puede estar exenta de un toque romántico.

Le dedicas tu segunda novela a tus lectores, ¿te han contado ellos alguna de sus fantasías con Rafa?
No. Aunque muchos lectores me han contado sus historias y algunos me han comentado que las presente en alguna de mis novelas y os aseguro que hay historias muy calientes que tal vez exponga en otras novelas,  hasta la fecha, en lo que se refiere a Rafa y sus amigos, son vivencias y experiencias vividas por mí, siendo partícipe o simplemente un observador.  Por supuesto están adornadas con fantasía en su dosis exacta, para que las historias sean más calientes y literarias.

¿Tienes mucho contacto con tus lectores?
Todo el que ellos quieren. Creo que es muy importante saber la opinión de los lectores y estar en contacto con ellos, aquello que les ha impactado o les ha decepcionado. No nos podemos olvidar que ellos son los que provocan que nosotros escribamos nuevas historias. Mis lectores son muy generosos conmigo, la mayoría de ellos me envían correos o aquellos que ya tengo añadidos en el MSN conversan y desgranan conmigo cada una de las historias. Me siento muy orgulloso de todos mis lectores, por eso la dedicatoria. Es mi forma de darles las gracias.

Sugiere a todos aquellos que aún no conocen a Rafa, ¿por qué deberían conocerlo?
Conocer a Rafa y sus amigos, es tal vez llegar a reconocerse uno mismo en muchas situaciones. En mis novelas no me limito a relatar una historia, con más o menos veracidad, más o menos caliente, sino que busco entrar y profundizar en cada uno de los rincones del ser humano, de una manera u otra. Lo que nos mueve a realizar un acto determinado en una situación concreta. Desde luego Rafa es un personaje muy especial al que tengo demasiado cariño. En Rafa se esconden muchas verdades que por miedo ocultamos a  los demás, y sobre todo ese deseo irrefrenable de vivir la vida y sentirla junto a quien él quiere.

¿Qué nos depara Puro deseo?
Historias calientes que se cuentan entre ellos, sobre todo los nuevos personajes, caldeando muchas de las páginas de la novela con situaciones sexuales distintas a la anterior. Nuevos personajes con sus formas de actuar y pensar ante la vida y los fantasmas, que por situaciones vividas en el pasado, marcan a algunos de los personajes.

¿Habrá tercera entrega?
No. Rafa y sus amigos tienen muchas cosas que contar y otras tantas que vivir, por eso el final sugiere precisamente eso. Nunca pretendí, cuando escribí Cruising que tuviera una continuidad, pero tanto los lectores como el propio Rafa, deseaban que mostrase algo más y así lo hecho y no dejase un final como el que tiene Cruising, que consideré muy adecuado para que la imaginación del lector se desbordase por sí misma.

Para terminar ¿cuál es el nuevo proyecto de Frank García?
Una novela muy caliente y con una dosis de suspense y misterio alrededor de un asesinato, con personajes totalmente estereotipados: Un chapero, un camello heterosexual, un boy, un policía, un fiestero y otros que entrarán poco a poco en el juego. Me apetecía tocar de nuevo el tema, ya que en una de mis primeras novelas, no publicada, lo hice y me gustó la experiencia.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada