martes, 27 de julio de 2010

Frank García: "CRUISING es una novela que sorprenderá al lector".

CRUISING ha sido, sin duda alguna, la novela revelación de este primer semestre de 2010. Frank García, autor de esta tórrida novela, nos hace partícipes de las aventuras sexuales de Rafa, el atractivo protagonista de Cruising, en su recorrido por los bares de sexo más morbosos de Madrid.



¿Conoces o has conocido a algún Rafa, protagonista de la historia?
Si te refieres al cuerpo y al tamaño de su polla, sí. En una ocasión conocí a un chico de unos 25 años con un tremendo rabo. Al final resultó ser pasivo, sus más de 24 centímetros y su impresionante grosor, provocaba que no pasara de ponerse morcillona, lo que me hizo disfrutar de su impresionante culo.

¿Qué tiene de real el protagonista?
Además de la polla, que hace homenaje a mi buen amigo —risas—, su forma de ser y actuar: Sus impulsos, sus deseos, su necesidad de sentirse vivo y útil. De percibir que es deseado como macho y a la vez buscando lo mismo que todos la verdadera amistad y el verdadero amor.

Lo único que hace sentirse vivo a Rafa es el sexo, ¿hasta qué punto crees que es sano esta obsesión sexual?
No considero que sea más o menos sana la obsesión por el sexo, siempre y cuando se tenga controlada la situación. A mí el sexo me encanta. He tenido temporadas donde me he desfasado mucho, pero siempre controlando el lugar, la situación y sobre todo la protección. Follar es la hostia pero siempre con cabeza. Como Rafa señala "me gusta follar pero más saber que estoy sano".

"Follar es la hostia pero siempre con cabeza"


¿Qué ve Rafa en Andrés para cambiar por completo su estilo de vida?
Lo que todos buscamos, alguien que nos quiera por lo que somos y no por lo que demostramos o queremos demostrar. Andrés desnuda a Rafa interiormente y esa provocación estimula a Rafa. El ambiente llega a cansar porque resulta muy monótono.

Uno de los morbos de Andrés es exhibirse, ¿crees que este morbo está más extendido de lo que pensamos?
Sí. La exhibición en el mundo gay es total, sólo tenemos que salir a la calle. Un tío prefiere pasar frío en invierno antes que ocultar su cuerpo y no digamos en verano, en las playas, en los jardines y en aquellos lugares donde uno se quita la camiseta para lucir cuerpazo. Sólo hay que fijarse en la proliferación de los gimnasios y darnos cuenta del culto al cuerpo que se lleva en ellos. Para muchos gays se ha convertido en una auténtica obsesión, hasta el punto de inyectarse para que sus músculos parezcan más grandes. La primera idea de algunos gays, es gustar físicamente y en un porcentaje X, la ignorancia les lleva a pensar que un cuerpo musculoso, atrae más que uno normal. Como fantasía puede estar bien, para convivir en pareja, al menos en mi opinión, prefiero un cuerpo normal.

Rafa está tremendamente dotado lo cual le otorga cierto poder sobre otros hombres, ¿crees que los gays vivimos bajo la 'dictadura del pollón'?
Como en todo, existen las excepciones, pero si, del pollón y de los culos potentes. Si un tío tiene un buen rabo o un buen culo, triunfa, aunque sea feo, delgado, gordo o como sea. Tú enseña la polla y si te mide más de 18 centímetros y es gruesa, se agachan como cabrones a mamártela o te ponen el culo inmediatamente y si tienen un culo potente, las pollas babean.

El protagonista se refiere a su miembro en varias ocasiones como 'esta hija de puta', ¿quién es más hijo de puta, tú o tu polla?
Buena pregunta —risas—. En mi experiencia personal, ella. Sin duda mi polla es la mayor de las hijas de puta que existen, espero que no me escuche, porque va a su puta bola. He sabido estar caliente como un burro con un tío y ella pasar de todo y luego estar tranquilo y la hija de puta buscar guerra. En cuanto al sexo lo tengo claro: manda la polla, no la cabeza.

"Sin duda mi polla es la mayor de las hijas de puta que existen, espero que no me escuche, porque va a su puta bola".


¿Qué tiene de real o autobiográfico Cruising?
Soy muy sincero siempre en mis entrevistas igual que en mi vida real. Te diré que bastante, aunque por supuesto, algunos dirán que soy un fantasma. Me explico, Rafa es el prototipo de macho que a todos los activos nos gustaría ser: guapo, alto, fibroso y tremendamente dotado y encima su polla está siempre preparada para un buen culo, se corra las veces que se corra. No, yo soy activo, pero tengo mis limitaciones tanto físicas como sexuales —risas—. He estado en todas las situaciones que en la novela se describen y en cuanto a la personalidad de Rafa, nos parecemos mucho.

¿Piensas que Madrid es una ciudad donde los gays se sienten cómodos?
Sí. Madrid además de ser una ciudad acogedora para todos, en cuanto al ambiente gay hay que reconocer que tiene de todo y para todos los gustos. Muchos locales de ambiente alrededor de una misma zona y el morbo asegurado para todos.

En Cruising muchas de las situaciones de sexo se desarrollan en locales. ¿Prefieres el sexo en la intimidad o ejercerlo sin ningún pudor?
En eso también me parezco a Rafa. Me gusta el morbo que se crea en ciertos locales y practicar sexo delante de los demás, me la suda, mientras esté disfrutando y él o los que estén comigo también. Pero una buena sesión en una cama, cuerpo a cuerpo entre dos, no sólo resulta placentera, sino que se puede prolongar en el tiempo. El sexo tipo Cruising, limita mucho y más a los amantes que las largas sesiones como yo y de una buena conversación después de un polvo o entre polvo y polvo.

"Me gusta el morbo que se crea en ciertos locales y practicar sexo delante de los demás, me la suda, mientras esté disfrutando y él o los que estén comigo también".


¿Qué opinas de las parejas abiertas?
Me he encontrado en situaciones siendo el tercero. He disfrutado, lo reconozco. Me pone muy burro estar rodeado de carne caliente y me enciende cuando estoy follándome al pasivo mientras éste se la come a su pareja, pero siempre que he salido de esa situación he pensado lo mismo: yo no lo haría. En eso se me puede considerar egoísta, pero mi macho, es mío. Pero respeto cualquier forma de pensamiento.

¿Qué te gustaría decir para terminar con respecto a la novela?
Creo que es una novela donde el lector se va a sorprender. No sólo por las prácticas sexuales que se llevan a cabo sino por las sorpresas que deparan a los personajes hasta el final. Creo que tiene un final bastante impactante y nada previsible.

¿Aún no tienes un ejemplar?
¡Reserva hoy mismo CRUISING en A different life!

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada